miércoles, 12 de mayo de 2010

LA ECONOMIA URUGUAYA EN LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XIX

La economía uruguaya en la primera mitad del siglo XIX (1830/60)

Estancias “cimarronas o criollas”

“Los cascos de las estancias eran núcleos de vida humana en la desolación de la campaña. Tenían, en su parte central, tres o cuatro ranchos de barro y paja o junco destinados a habitaciones. Entre ellos había un amplio patio.
La familia del estanciero se alojaba en el primer rancho, destinado a dormitorios y sala. El patrón dormía en un catre –tijera; los demás, en simples cueros extendidos sobre cuatro estacas. El suelo era de tierra endurecida; las pocas ventanas carecían de vidrios. Algunas sillas, bancos y mesas ordinarias completaban, por lo general, lo principal del mobiliario.
En el segundo rancho estaba la cocina, punto de reunión de peones y esclavos. El tercero era dormitorio de todos ellos y depósito de sus pobres enseres y prendas de vestir. A veces, cabezas de venado o cabra, colocados en las paredes, servían de percheros. El cuarto rancho, que no siempre había, se utilizaba como gallinero y pocilga para los cerdos.
A unos cien o ciento cincuenta pasos había un corral redondo, cercado con estacas de maderas de tres o cuatro metros de altura, donde se guardaba los caballos necesarios para los trabajos del día siguiente. En corrales más reducidos quedaban las vacas que se ordeñarían y los terneros separados de sus madres.” (Texto extraído de Enrique Mendez Vives en “La gente y las cosas en el Uruguay de 1830”)

“Recuperada la paz, luego de veinte años de combates sobre nuestro suelo, en 1830 la ganadería empezaba a recobrar el pulso. El ganado vacuno aumentaba rápidamente, y se iniciaba la importación de ovejas y carneros de calidad desde Inglaterra y Francia”. (Texto extraído de Enrique Mendez Vives en “La gente y las cosas en el Uruguay de 1830”)


Saladeros y otras pequeñas industrias

“Desde el siglo XVIII existían saladeros, única industria que merecía tal nombre en los primeros años de vida independiente. En Montevideo había unos veinte, y varios más en el interior. El de Ramírez, en la zona de la playa que lleva su nombre, era uno de los más conocidos. En ellos se preparaba el tasajo-carne seca y salada-exportado a Brasil y Cuba para alimento de sus numerosos esclavos.
Al tasajo también se le llamaba charque, desfiguración de la palabra quechua charqui: carne de llama cruda y cortada en trocitos, salada y secada al sol” (Texto extraído de Enrique Mendez Vives en “La gente y las cosas en el Uruguay de 1830”)

“Las restantes industrias,-que atendían el consumo interno-, eran aún más sencillas que los saladeros (…) En los primeros tiempos de la colonia la molienda del trigo se realizaba en tahonas, molinos cuya rueda es movida por un caballo o una mula.
El primer molino de agua se instaló en 1750 a orillas del arroyo Miguelete y dio nombre a una zona tradicional de Montevideo: el Paso Molino. Recién a fines del siglo XVIII Francisco A. Maciel inauguró el segundo.
En 1823, en la Unión, se construyó el primero movido por el viento (…)
De tahonas y molinos salía la harina del pan cotidiano (…) Pocas industrias más: apenas hornos de ladrillos y algunas jabonerías…” (Texto extraído de Enrique Mendez Vives en “La gente y las cosas en el Uruguay de 1830”)

Comercio exterior“… en 1830 los cueros secos y salados vacunos y equinos representaron el 69% del valor total exportado, el tasajo el 15 % y las astas, crines y sebo el 4 %, en total, el 88%. En 1862, los hechos poco han cambiado: el porcentaje alcanza al 80%, aunque la distribución no es la misma, los cueros ahora aportan sólo el 35% al valor total ya que cuentan también otros productos saladeriles, tales las gorduras vacunas. De cualquier manera, cueros vacunos y productos saladeriles derivados del vacuno protagonizan la exportación. Esto no cambiará hasta la década que se inicia en 1880, cuando la lana los desplace de ese puesto”
(Texto extraído de “Historia de la sensibilidad en el Uruguay” de José Pedro Barrán)
.

“Gran Bretaña, gran potencia de la época gracias a su pujante industria y enorme flota, encabezaban la lista de nuestros compradores. Los puertos británicos recibían casi la cuarta parte de las exportaciones orientales. Puede decirse, contrariando la realidad geográfica, que el Río de la Plata desemboca en el Canal de la Mancha…” (Texto extraído de Enrique Mendez Vives en “La gente y las cosas en el Uruguay de 1830”)


“Carente de industrias, el país no importaba máquinas ni materias primas y apenas si compraba herramientas sencillas. Casi todos los productos adquiridos en el extranjero se comían, se bebían o se llevaban puestos. Llamaban la atención las mercaderías que llegaban al país en 1830 (…) vino carló, harinas, yerbas, paño, bayeta (tela de lana), azúcar (…) Los buques de ultramar sólo llegaban al puerto de Montevideo. Por eso los pobladores del interior debían trasladarse a la capital para aprovisionarse de todo aquello que las pulperías y los mercachifles no pudieran servir. Llevaban, a su vez, los productos de estancias y saladeros” (Texto extraído de Enrique Mendez Vives en “La gente y las cosas en el Uruguay de 1830”)

Actividad

1-¿Cuáles eran los principales productos de exportación? ¿Y de importación?
2-¿Quiénes eran los principales compradores de nuestros productos de exportación?
3- ¿Cuál era la principal actividad económica de nuestro país? Selecciona frases que justifiquen tu respuesta
4- Menciona las pequeñas industrias que tenía nuestro país
5- ¿Cuáles eran las principales características de las estancias “cimarronas”? ¿Quiénes vivían en ellas?

La economía uruguaya en la primera mitad del siglo XIX
(1830-1860)

“Los cascos de las estancias eran núcleos de vida humana en la desolación de la campaña. Tenían, en su parte central, tres o cuatro ranchos de barro y paja o junco destinados a habitaciones. Entre ellos había un amplio patio.
La familia del estanciero se alojaba en el primer rancho, destinado a dormitorios y sala. El patrón dormía en un catre –tijera; los demás, en simples cueros extendidos sobre cuatro estacas. El suelo era de tierra endurecida; las pocas ventanas carecían de vidrios. Algunas sillas, bancos y mesas ordinarias completaban, por lo general, lo principal del mobiliario.
En el segundo rancho estaba la cocina, punto de reunión de peones y esclavos. El tercero era dormitorio de todos ellos y depósito de sus pobres enseres y prendas de vestir. A veces, cabezas de venado o cabra, colocados en las paredes, servían de percheros. El cuarto rancho, que no siempre había, se utilizaba como gallinero y pocilga para los cerdos.
A unos cien o ciento cincuenta pasos había un corral redondo, cercado con estacas de maderas de tres o cuatro metros de altura, donde se guardaba los caballos necesarios para los trabajos del día siguiente. En corrales más reducidos quedaban las vacas que se ordeñarían y los terneros separados de sus madres.” (extraído de Enrique Mendez Vives en “La gente y las cosas en el Uruguay de 1830”)

“Desde el siglo XVIII existían saladeros, única industria que merecía tal nombre en los primeros años de vida independiente. En Montevideo había unos veinte, y varios más en el interior. El de Ramírez, en la zona de la playa que lleva su nombre, era uno de los más conocidos. En ellos se preparaba el tasajo-carne seca y salada-exportado a Brasil y Cuba para alimento de sus numerosos esclavos. Al tasajo también se le llamaba charque, desfiguración de la palabra quechua charqui: carne de llama cruda y cortada en trocitos, salada y secada al sol (…) De tahonas y molinos salía la harina del pan cotidiano (…) Pocas industrias más: apenas hornos de ladrillos y algunas jabonerías…” (extraído de Enrique Mendez Vives en “La gente y las cosas en el Uruguay de 1830”)

“…De cualquier manera, cueros vacunos y productos saladeriles derivados del vacuno protagonizan la exportación. Esto no cambiará hasta la década que se inicia en 1880, cuando la lana los desplace de ese puesto” (extraído de José Pedro Barrán en “Historia de la sensibilidad en el Uruguay”)


Actividad
1-¿Cómo eran las estancias en la primera mitad del siglo XIX? ¿Quiénes vivían en ellas?
2- Menciona las pequeñas industrias que tenía nuestro país
3- ¿Qué exportábamos y a quiénes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sé preciso y corto en tus comentarios